Gobernación inspecciona Planta de Tratamiento de Aguas Residuales El Hebrón de Camiri

Gobernación inspecciona Planta de Tratamiento de Aguas Residuales El Hebrón de Camiri

Denuncia. Según informes de la población, periodistas y el comité cívico de la zona, el mal tratamiento de las aguas estaría contaminando el río Parapetí. Personal del Sdcam realizó tomas de muestras del agua, que ya están siendo analizadas en un laboratorio Santa Cruz, 26 de junio de 2024.– La Gobernación de Santa Cruz, a través del Servicio de Calidad Ambiental (Sdcam), se trasladó hasta al municipio de Camiri para atender una denuncia de un posible foco de contaminación generado por la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales El Hebrón. Walter Villarroel, especialista de recursos hídricos de la Gobernación que encabezó la inspección, indicó que en el lugar se pudo evidenciar el deterioro y abandono de la planta, además de identificar 2 puntos de descargas de aguas residuales sin tratamiento, por lo que realizaron las tomas de muestras correspondientes para ser analizadas en un laboratorio especializado y de esta manera, determinar si en la zona existe un posible grado contaminación del agua que podrían estar afectando al río Parapetí. Asimismo, mencionó que en la inspección pudieron constatar, que el agua para consumo humano proviene de aguas abajo, de uno de los puntos de descarga de la zona denominada Quebrada La Ternera, por lo que también realizaron la toma de muestra respectiva, a fin de conocer el estado inicial de las aguas captadas, antes de ser tratadas y dotadas a la población. En este contexto, Villarroel informó que los resultados de los análisis del agua saldrán en aproximadamente 10 días hábiles y en caso de identificarse niveles fuera de límite permisible, se procederá a sancionar a los responsables por el impacto ambiental generado, de acuerdo con el Artículo 17 del Decreto Supremo N° 28592. “Exhortamos a las plantas de tratamiento de aguas residuales, realizar un control continuo para medir la eficiencia de las mismas; verificar y analizar la calidad de las aguas que están siendo descargadas para evitar la contaminación a los cuerpos de agua superficiales que nos proveen distintos servicios ecosistémicos, de los cuales no sólo se abastece la población, sino también la fauna y juega un papel importante en el medio ambiente”, puntualizó Villarroel.