Gobernación inaugura la ‘Sala de monitoreo harpía’ para control, conservación y protección de las UCPN de Santa Cruz

Gobernación inaugura la ‘Sala de monitoreo harpía’ para control, conservación y protección de las UCPN de Santa Cruz

Gestión. Autoridades buscan capturar, procesar y analizar información de manera eficiente. Santa Cruz 04 de julio 2024.- Con el fin de realizar de forma efectiva la gestión de la información, monitoreo de la deforestación, monitoreo de la biodiversidad, monitoreo de objetos de conservación y la efectividad de manejo de las Unidades de Conservación de Patrimonio Natural (UCPN) de Santa Cruz, la Gobernación inauguró la ‘Sala de monitoreo harpía’. Ana Patricia Suárez, secretaria de Desarrollo Sostenible y Medio Ambiente, informó que con esta sala se hará control de las 11 Unidades de Conservación de Patrimonio Natural (UCPN) de Santa Cruz. Indicó que esta sala de monitoreo cuenta con tecnología adecuada para el trabajo de biólogos y guardaparques. “Esto es importante porque tenemos la información pronta y precisa que permitirá procesar, evaluar y tener un resultado para la ciudadanía. Esto es una fuente confiable, fidedigna para brindar a la ciudadanía”, expresó. Por su parte, Carina Castro, directora de la Dirección de Conservación de Patrimonio Natural (Dicopan), resaltó que la ‘Sala de monitoreo harpía’, es el único sistema a nivel subnacional que cuenta con una experiencia de plataformas colaborativas. Aseguró que con este sistema de monitoreo a nivel nacional, se realizará reportes de diferentes actividades que se vienen dando dentro de las UCPN. Detalló que esta nueva ‘Sala de monitoreo harpía’, se fortalece con el apoyo de las ONG que están trabajando en estas zonas. “Esta sala con un equipamiento importante va a ser que nuestra gestión tenga mayor relevancia, con información digital y estemos nosotros empezando a trabajar ya con información real y actual”, dijo. En el acto de inauguración, participaron autoridades departamentales, municipales y representantes de diferentes ONG medioambientales, que vieron con beneplácito la nueva ‘Sala de monitoreo harpía’.