En Potosí, comunarios llevan tres meses en un bloqueo para expulsar a empresa minera por contaminación

En Potosí, comunarios llevan tres meses en un bloqueo para expulsar a empresa minera por contaminación

Desde febrero de este año, indígenas de la comunidad Alcko Tambo en Potosí llevan adelante un bloqueo para que la empresa minera La Estrella se retire de su territorio, debido a la contaminación que ha generado no sólo en sus suelos, sino también al aire y a las fuentes de agua.

Pese a las condiciones climáticas, los comunarios, tanto en el día como en la noche, no han claudicado en el bloqueo, cuyo punto está instalado en la vía de acceso al ingenio minero, en la misma comunidad Alcko Tambo, perteneciente al ayllu Jesús de Machaca, que está detrás del cerro Rico de Potosí.

La medida fue asumida, según Víctor Cardozo, curaca comunal de Alcko Tambo, debido a que la empresa no cumple con las actas y resoluciones comunales que determinaron su expulsión, pero tampoco con los informes y resoluciones administrativas de la Alcaldía y de la Gobernación de Potosí que confirman la contaminación ambiental y la falta de licencias ambientales de los diques de cola (depósitos de deshechos) de la empresa.

La disputa con La Estrella se remonta a 2021. A través de una nota dirigida a diferentes instituciones de Potosí, comunarios de Alcko Tambo alertaron que la vida útil del dique de colas de la empresa había llegado y estaba al borde del colapso. Pese a ello, se lee en la nota, la empresa continuaba con sus operaciones y los desechos mineros eran depositados en “pequeñas fosas” y en un segundo e improvisado dique de colas que no cumplía con los parámetros técnicos para preservar el medioambiente.

En 2021, también, la Jefatura de Medio Ambiente de la Alcaldía de Potosí emitió una denuncia a la Dirección de Madre Tierra de la Gobernación, que corrobora que la empresa minera La Estrella no contaba con licencia ambiental para cavar fosas o construir un nuevo dique de colas, por lo que incumplía normas ambientales vigentes.

“Estamos afectados en nuestro cotidiano vivir, está afectando a nuestro medio ambiente, no tiene el mínimo cuidado (…). El dique de colas de esta empresa sólo son fosas, han cavado fosas que no tienen geomembrana ni nada”, denunció Cardozo al Observatorio de Defensores de Derechos de UNITAS.

Al informe de la alcaldía de 2021, se suma otra emitida en agosto de 2022 por la Secretaría Departamental de Madre Tierra de la Gobernación de Potosí, en el que se constata que los dos diques de cola de la empresa no tienen sistema de drenaje ni impermeabilización, además, una, la primera, “tiene fisuras” y la segunda una infraestructura “incompleta”.

Estas irregularidades, según los comunarios, provocan la contaminación de las fuentes de agua de la comunidad, dado que, al no tener los diques su geomembrana (láminas para evitar filtración de los residuos), los desechos ingresan a éstas.

“Nos han contaminado y les han demandado a nuestras autoridades. (La empresa) nos persigue penalmente y por eso la comunidad ha decidido sacar a la empresa, tomarla pacíficamente y hacer el bloqueo, que ya está yendo a los tres meses”, contó el dirigente.

La abogada de los comunarios, Angela Uzuna Bobarin, precisó que, a raíz del bloqueo y las acciones administrativas asumidas por los comunarios, la empresa minera ha denunciado a los dirigentes y también envió a los trabajadores mineros a enfrentarse con los comunarios que realizan este bloqueo. Eso ocurrió en febrero, cuando con palos y otros objetos, los mineros golpearon a los comunarios y le rompieron la nariz a un adolescente de 14 años.

“La medida del bloqueo y toma pacífica se debe al desplazamiento del segundo dique de colas, que no tiene licencia medioambiental y debido a la lluvia y el trabajo de la empresa, iba a colapsar, entonces se ha asumido esta medida preventiva en el mes de febrero, y están ahí en bloqueo. Ya están tres meses en el punto de bloqueo, es tanto el compromiso que están mujeres, niños y adultos mayores”, explicó Uzuna Bobarin.

Cardozo precisó que no abandonarán el bloqueo al ingreso de la empresa minera hasta que ésta se comprometa a retirarse de la comunidad, pague por los daños ambientales generados y retire las denuncias presentadas en contra de los dirigentes.