Degeneración Macular: ¿Por qué se asocia a la edad?

Degeneración Macular: ¿Por qué se asocia a la edad?

El 14 de octubre se celebra el “Día Mundial de la Visión, razón por la cual Bayer y la Dra. Soraya Márquez experta en oftalmología, buscan concientizar y dar a conocer que la Degeneración Macular Asociada a la Edad (DMAE) es una de las principales causas de pérdida de la visión en personas mayores de 50 años.

 

La DMAE es un trastorno ocular que destruye lentamente la visión central y aguda que puede ser seca o húmeda; es una enfermedad asociada con el envejecimiento progresivo de la mácula que está ubicada en la retina central, encargada de la visión fina y detallada.

 

La Dra. Soraya Márquez, Médica Cirujana Oftalmóloga de Segmento Anterior y Retina de OFTALMOLASER, clínica oftalmológica especializada en cirugía de la ciudad de Santa Cruz, explicó que, según investigaciones, la Degeneración Macular puede estar afectada por una combinación de factores hereditarios y ambientales como ser: la edad, antecedentes familiares, genética, raza (es más frecuente en personas caucásicas), tabaquismo, obesidad y enfermedades cardiovasculares. Además, algunas de las consecuencias son el síndrome de Charles Bonnet (alucinaciones visuales), pérdida de la visión y el riesgo de sufrir depresión.

 

“Este trastorno ocular cuando es seco, no se puede revertir, solo se debe consumir vitamínicos para evitar una progresión acelerada. Sin embargo, cuando el crecimiento de los vasos sanguíneos anormales debajo de la retina comienza a tener fugas de líquido, que recibe el nombre de Degeneración Macular húmeda relacionada con la edad, puede ser tratada” resaltó la especialista.

 

Síntomas

 

Los síntomas de este mal ocular se desarrollan gradualmente y sin dolor, algunos de ellos son: distorsiones visuales, reducción de la visión central, dificultad para adaptarse a los niveles bajos de luz, visión borrosa, disminución del brillo y colores y la dificultad para distinguir rostros.

 

 

 

Tratamientos

 

Para retardar la progresión de la enfermedad, se pueden utilizar algunos tratamientos como las terapias fotodinámicas, proceso que se utiliza ocasionalmente para tratar los vasos sanguíneos anormales en el centro de la mácula; la fotocoagulación, mediante un rayo láser para sellar los vasos sanguíneos anómalos debajo de la mácula; y a través de medicamentos inyectables de primera línea que se utilizan para todas las etapas de la Degeneración Macular húmeda.

 

“Los medicamentos que se inyectan en el ojo afectado, pueden ayudar a detener el crecimiento de vasos sanguíneos nuevos que bloquean los efectos de las señales de crecimiento que el cuerpo envía para generarlos. A medida que los vasos sanguíneos se encogen y el líquido debajo de la retina se absorbe, permite que se recupere parte de la visión”, señaló la Dra. Márquez.

 

En Bolivia existe el acceso a estos medicamentos de primera línea de la mano de Bayer, con Aflibercept, un antiangiogénico aprobado por la FDA (Food and Drug Administration) que se utiliza para evitar la DMAE.

 

Una vez detectada la enfermedad, el paciente debe realizarse controles cada tres a seis veces al año, según la evolución de la enfermedad y el tratamiento recomendado por su médico.

 

¿Cómo manejar la pérdida de la visión a causa de la DMAE?

 

La disminución o perdida de la visión por Degeneración Macular puede afectar ciertas actividades cotidianas. Por eso, para la Dra. Márquez especialista en Segmento Anterior y Retina, de OFTALMOLASER, es importante brindar los siguientes consejos para manejar estos cambios:

 

  • Controlar la prescripción de medidas de refracción con oftalmólogos.
  • Usar lupas, una variedad de dispositivos de aumento pueden ayudar con la lectura y con tareas a corta distancia.
  • Cambiar la pantalla de la computadora y agregarle sistemas de audio, también el ajustar el tamaño de fuente. Además, aumentar el contraste del monitor.
  • Usar sistemas de asistencia electrónica de lectura e interfaces de voz, probar con libros de letras grandes, tabletas y audiolibros.
  • Usar dispositivos especializados como relojes, radios y teléfonos para personas con baja visión.

 

  • Utilizar luces más luminosas en casa, una mejor iluminación ayuda con la lectura y otras actividades diarias.

 

  • Considerar las opciones de transporte; si la persona conduce, consultar a su oftalmólogo si es seguro seguir haciéndolo. Se debe tener mucho cuidado en ciertas situaciones, como conducir por la noche, con mucho tránsito o en caso de mal tiempo.

 

Finalmente, es fundamental buscar apoyo con familiares, amigos o un especialista; sufrir degeneración macular puede ser difícil y es posible que la persona pase por varios estados emocionales, destacó la galena quien recomienda a los que padecen estos trastornos visitar a su oftalmólogo.

 

 

 

 

 

 

Comentarios Facebook