Acuerdan 11 acciones prioritarias para mejorar los servicios de agua, saneamiento básico e higiene

Acuerdan 11 acciones prioritarias para mejorar los servicios de agua, saneamiento básico e higiene

Más de 95 actores clave relacionados con los servicios de agua, saneamiento e higiene discuten en Warnes los cuellos de botella que facilitarán el acceso a estos servicios. 

 

WARNES – SANTA CRUZ, septiembre de 2021.- El Ministerio de Medio Ambiente y Agua, con el apoyo de UNICEF y la Embajada de Suecia, reunieron a más de 95 actores de todos los niveles y consensuaron once acciones prioritarias para mejorar los servicios de agua, saneamiento básico e higiene en una declaratoria que firmaron el miércoles 23  en el municipio de Warnes.

 

Las acciones prioritarias fueron identificadas durante el “Taller nacional de análisis de cuellos de botella en agua, higiene y saneamiento, con la metodología WASH-BAT Informado por el Riesgo (IxR)”.  La metodología WASH-BAT IxR consiste en reunir a representantes de todas las instancias relacionadas al sector agua, saneamiento e higiene (ASeH), con el objetivo de analizar los cuellos de botella, incluyendo los riesgos climáticos y ambientales, que impiden al sector alcanzar las metas 6.1 y 6.2 del Objetivo de Desarrollo Sostenible 6.

 

De forma previa al evento, se trabajó en la identificación de los  mayores riesgos medioambientales  que afectan al sector de agua, higiene y saneamiento en Bolivia, los cuales son: los incendios forestales y el retroceso de los glaciares (éste último especialmente para la población de La Paz y el Alto). Además, durante la primera jornada del taller se identificó que la mayor vulnerabilidad en el sector es la financiera, porque el financiamiento del sector es volátil y que las familias no tienen sistemas de financiamiento alternativo, como seguros o ahorros.

 

En el ejercicio del taller, se identificaron los principales cuellos de botella que afectan al sector, diferenciando entre las temáticas de agua potable urbana y rural, saneamiento urbano y rural, y ASeH en Escuelas y Centros de Salud. Una vez identificados los cuellos de botella, se analizaron las actividades para resolverlos, y se acordó un plan de trabajo en el que se destacaron once acciones prioritarias que se incluyeron en la declaratoria del taller:

 

  1. Creación de instrumentos de estandarización (lineamientos normativos) para la infraestructura de agua y saneamiento en las escuelas y en los centros de salud, que tomen en cuenta el riesgo de cambio climático, prevención de la violencia, PH y gestión de higiene menstrual.

 

  1. Promover ante las entidades competentes la construcción de un currículo participativo y vivencial que destaque la importancia del ciclo del agua y los impactos del cambio climático y ambientales, la gestión de higiene menstrual y la prevención de la violencia.

 

  1. Coadyuvar en la gestión de recursos de financiamiento para proyectos de agua y saneamiento, principalmente para áreas rurales.

 

  1. Creación de un sistema de tarifas que permita la sostenibilidad del servicio en el largo plazo, que incluya la socialización con las comunidades para la concientización sobre los costos reales y el tratamiento del agua residual.

 

  1. Mejora de la gestión de información del sector de agua y saneamiento básico: desde la recolección hasta el tratamiento que incluya con indicadores consensuados y sensibles a los riesgos climáticos, eventos extremos y ambientales.

 

  1. Actualización, difusión y socialización de la normativa vigente inherente al sector de agua y saneamiento básico.

 

 

  1. Fortalecimiento de las Empresas Prestadoras de Servicios de Agua Potable (EPSA) y su integración en la planificación gubernamental a diferentes niveles.

 

  1. Visibilizar la importancia del sector agua potable, saneamiento básico e higiene y la mitigación de riesgos climáticos y ambientales en el marco de la gestión integrada de recursos hídricos.

 

  1. Elaborar, actualizar y socializar la normativa y guías para el saneamiento no convencional resiliente, facilitando su implementación.

 

  1. Establecer objetivos e indicadores claros que permitan el monitoreo y evaluación de las acciones priorizadas en el sector agua y saneamiento a nivel municipal, departamental y nacional.

 

  1. Fortalecimiento de las capacidades técnicas e institucionales del sector de agua y saneamiento básico y de medidas de preparación y prevención de riesgos de crisis climáticas y ambientales.

 

La declaratoria fue firmada por autoridades nacionales y departamentales de los ministerios de Medio Ambiente y Agua, Salud y Educación, el Servicio Nacional para la Sostenibilidad de Servicios Saneamiento Básico, la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Agua Potable y Saneamiento Básico (AAPS), además de representantes de gobernaciones, municipios y empresas prestadoras de servicios de agua y saneamiento, ONG y cooperación.

 

El cierre fue acompañado por el viceministro de Agua Potable y Saneamiento Básico, Carmelo Valda, quien agradeció a UNICEF, la Embajada de Suecia y el Instituto Internacional del Agua de Estocolmo (SIWI), y a todos los participantes por hacer posible un análisis que ayudará a que las autoridades actuales puedan “tomar buenas decisiones para llevar agua, higiene y saneamiento a los barrios más humildes, para que sean más sostenibles”.

 

“Estos talleres nos darán la línea de trabajo para los siguientes años. Los tiempos duros nos han llevado a reflexionar sobre el agua, la higiene y el saneamiento; a contar con una visión integral e indivisible en cuanto a saneamiento”, reflexionó la autoridad.

 

Para UNICEF es importante, abordar esta problemática, pues está relacionada de forma directa con el logro del Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 6, que tiene que ver con “el acceso a servicios de saneamiento e higiene adecuados y equitativos para todos y poner fin a la defecación al aire libre, prestando especial atención a las necesidades de la mujeres y las niñas y las personas en situaciones de vulnerabilidad”.

 

Puntos clave:

 

  • Del 20 al 23 de septiembre de 2021 se llevó a cabo en Warnes, Santa Cruz el “Taller nacional de análisis de cuellos de botella en agua, higiene y saneamiento, con la metodología WASH-BAT IxR”.

 

  • El taller fue impulsado por UNICEF, con el apoyo de la Embajada de Suecia y el Instituto Internacional del Agua de Estocolmo (SIWI por sus siglas en inglés), en el marco de su programa de cooperación a los ministerios de Medio Ambiente y Agua, Salud y Educación, el Servicio Nacional para la Sostenibilidad de Servicios en Saneamiento Básico (SENASBA), y la Autoridad de Fiscalización y Control Social del Agua Potable y Saneamiento Básico (AAPS).

 

  • SIWI es una organización de gestión del conocimiento basada en Suecia y con una oficina para América Latina y el Caribe en Bogotá, Colombia. SIWI tiene un acuerdo marco con la Oficina Regional para América Latina y el Caribe de UNICEF, para proveer asistencia técnica para la sostenibilidad de los servicios agua, higiene y saneamiento básico y el desarrollo de un entorno favorable para la gobernanza del agua, que incluye a 19 países dentro de los cuales Bolivia cuenta con un apoyo intensivo.

 

  • Estuvieron presentes representantes de 16 municipios: Arbieto, Bermejo, Betanzos, Caranavi, Cobija, Copacabana, Cuatro Cañadas, El Torno, Montero, Oruro, Porongo, Potosí, Pucarani, Samaipata, Sorata, Sucre, Tarija, Tupiza y Viacha. También representantes de ocho gobiernos departamentales: La Paz, Oruro, Cochabamba, Chuquisaca, Tarija, Santa Cruz, Beni y Pando.

 

  • El derecho al agua y saneamiento es fundamental para la vida de los niños, niñas y adolescentes. Ellos tienen derecho a vivir en un entorno libre de contaminación, a vivir en lugares sanos sin enfermedades que pongan en riesgo su salud y desarrollo.

 

  • El acceso a agua y saneamiento, junto a otras intervenciones genera oportunidades para cada niña, niño y adolescente.

 

  • La pandemia de la COVID-19 ha evidenciado la importancia del acceso a fuentes de agua segura, higiene y saneamiento.

 

Acerca de UNICEF

UNICEF trabaja en algunos de los lugares más difíciles para llegar a los niños y niñas más desfavorecidos del mundo. En 190 países y territorios, trabajamos para cada niño, en todas partes, para construir un mundo mejor para todos.

 

Para obtener más información, sírvase dirigirse a: 

Delina Garsón, Oficial de Comunicación, dgarson@unicef.org

 

Comentarios Facebook