Rek: Lula llegó al país para dar un espaldarazo a Luis Arce pero terminó dándole un chancletazo

Rek: Lula llegó al país para dar un espaldarazo a Luis Arce pero terminó dándole un chancletazo

Santa Cruz,09 jul. (Creemos).- La senadora de Creemos, Centa Rek aseguró hoy que el presidente de Brasil, Luis Ignacio Lula da Silva llegó al país para dar un espaldarazo político al presidente, Luis Arce, pero terminó dándole un chancletazo con sus declaraciones sobre el estado en el que encontró a Bolivia, después de 10 años. “La primera percepción, por las declaraciones que hizo el presidente Lula da Silva es que él vino supuestamente a darle un espaldarazo al gobierno de Arce Catacora, porque es su homólogo, son del mismo ideario político del Socialismo del Siglo XXI, pero le dio un chancletazo porque dijo que le daba pena entre líneas como veía Bolivia, como en 15 años que no había venido no tenía progreso, estaba peor”, indicó la senadora por Santa Cruz, ciudad dónde se desarrolla el encuentro de ambos mandatarios. Rek añadió que las palabras del presidente de Brasil seguramente fueron sinceras al ver que el país no ha cambiado nada y se encuentra estancado en su desarrollo. “Estas expresiones, estas manifestaciones creo que fueron espontáneas, le nacieron sin querer porque eso es lo que uno siente cuando pasa por las calles, cuando ve cómo se está deteriorando todo… entonces, venir de Brasil con todo lo que Brasil produce y hace, Lula se ha portado como un padre, que le ha dado digo yo un chancletazo a estas gestiones que están dejando a Bolivia en la pobreza” reiteró Rek. Para finalizar la senadora por Santa Cruz señaló que no es deseable que el presidente Arce busque palmaditas de popularidad de sus homólogos de países vecinos y que más bien debería dedicarse a trabajar por sacar al país de la situación económica en la que se encuentra. “Vamos a ver el resultado de las reuniones con los empresarios y más que todo las reacciones que pueda tener el gobierno, porque el presidente Arce Catacora no puede vivir buscando que vengan a darle popularidad, palmaditas en la espalda etcétera, porque resultan al final en situaciones que a la legua, como le ha pasado a Lula, termina diciéndole que esto no puede ser como está, o sea que no podemos seguir administrando pobreza”, concluyó la senadora